lunes, 11 de diciembre de 2017

Ley de Bosques: el proyecto fue archivado y en 2018 evaluarán insistir en la Unicameral

Por reglamento, el proyecto perdió estado parlamentario. Los legisladores firmantes pueden pedir su rehabilitación, pero lo definirían en 2018.

por Juan Leyes

El controvertido proyecto de ley de ordenamiento territorial de bosques nativos que estaba en pausa desde junio cuando el oficialismo decidió postergar su tratamiento hasta después de las elecciones, finalmente quedó en el olvido del trámite legislativo.

Resistido por organizaciones ambientalistas, la propuesta impulsada por legisladores de Unión Por Córdoba (UPC) y de la Unión Cívica Radical (UCR) buscaba la aprobación de un mapa que está fuera de regla desde agosto de 2015. El proyecto tomó estado parlamentario en 2016 y el jueves pasado lo perdió. Esto es, según el reglamento interno de la Unicameral, caducó por no haber obtenido sanción en el término de 12 meses corridos.

Desde la secretaría Legislativa del parlamento provincial confirmaron que automáticamente el proyecto pasó a archivo. Esto no significa que no pueda ser rehabilitado por alguno de los legisladores firmantes, por lo que habrá que esperar una definición sobre lo que pueda llegar a pasar. Para esto "no hay plazo", mediante una nota con el pedido de rehabilitación el proyecto 20.811 puede seguir siendo tratado en comisiones.

España, amenazada por la sequía

"No existe una sola manera de ser mapuche"

Diana Lenton. Mirada. La antropóloga, especialista en genocidio y políticas indígenas, analizó los mitos y realidades sobre los pueblos originarios de la región.

por Ana Laura Calducci

Neuquén.- Neuquén es, desde su nombre, una provincia con impronta mapuche, aunque por estos días abundan los discursos contrapuestos sobre lo que significa pertenecer a ese pueblo. Se discute si son chilenos o argentinos, si el reclamo por el territorio es legítimo o una avivada de quienes hacen “mapuchismo”. Para Diana Lenton, doctora en Antropología e investigadora sobre política indígena del Conicet, la salida pasa por entender que los conflictos actuales son resultado de un proceso histórico que comenzó con la llamada Conquista del Desierto y que aún no termina.

Lenton participó del debate “Pueblo Mapuce, Estado y territorio” que se realizó el miércoles en el Aula Magna de la Universidad Nacional del Comahue.

Se habla mucho de los pueblos originarios, ¿qué implica ese término?

Pueblo originario es un concepto que se refiere a quienes habitaban el territorio antes de la llegada del Estado. Es decir que no es originario porque llegó hace 10, 50 o 100 años, sino que la línea de corte es si estuvo antes el Estado o estuvo antes ese pueblo.

El devastador incendio Thomas sigue avanzando en California

Canals, un pueblo fumigado por su propio intendente

Sus habitantes crearon la Asamblea de Vecinos Autoconvocados para denunciar que entre los productores que fumigan se encuentra el intendente Carlos Peiretti.

por Consuelo Cabral

En el mapa cordobés, Canals está ubicado al sudeste, sobre una llanura con lagunas que favorecen la ganadería y la agricultura como actividades principales. Sin embargo sobre sus tierras prima esta segunda actividad acompañada por el uso de agroquímicos.

Pero la de Canals y sus 8.645 habitantes no es una situación aislada en los pueblos de Córdoba. A sólo 64 kilómetros de distancia está Monte Maíz, donde un estudio realizado en 2014 por miembros de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) determinó que el cáncer era la principal causa de muerte. Fue tras ese informe que los vecinos de Monte Maíz se organizaron y consiguieron la aprobación de una ordenanza que regula el espacio público procurando disminuir la exposición a los agrotóxicos por parte de la población.

Teniendo en cuenta este antecedente de la ciudad vecina, los habitantes de Canals se pusieron de pie para luchar por una ordenanza similar en su pueblo. Un grupo de médicos envió una carta a las autoridades municipales reclamando el cese de las fumigaciones, pero la respuesta del secretario de Gobierno fue que “Canals es un pueblo agrícola con glifosato y que no van a cambiar”.

Alwine, un pueblo a la venta

Programa ECOS 9 diciembre 2017: Europa acepta cinco años más de glifosato, desechando papers adversos

Descargar el programa aquí

Los amigos de la soja festejaron hace una semana que la Unión Europea, en reñida votación pospuso la prohibición total del glifosato por cinco años más.

Los efectos tóxicos del glifosato que reporta profusamente la literatura científica no se han tenido en cuenta para el informe europeo de evaluación del riesgo de plaguicidas, a pesar del mandato de la ley europea [Plant Protection Products Reg. 1107/2009, Article 8 (5)].

Incluso cuando alguien quiso incluirlos al debate, fueron rechazados repetidamente de la evaluación final sin razón científica válida.

Générations Futures y Pesticide Action Network Europe revisaron este proceso a primera vista muy irregular, e hicieron hallazgos sorprendentes.

El informe técnico ofrece evidencia adicional a la controvertida evaluación de 'seguridad' del glifosato, destacando una vez más el potencial tóxico de esta sustancia y los extensos esfuerzos de la industria y las autoridades europeas para ocultarlo.

Militantes antinucleares reciben Nobel de la paz

domingo, 10 de diciembre de 2017

El monte y la gente, bajo el mismo acecho

 

A través de Doña Jovita, su querido personaje, el actor fue emblema de la resistencia al proyecto de ley de bosques de la provincia. Sostiene que hay que cuidar la casa común, puesto que “nosotros somos árboles en este mar de vulnerabilidad”.

por Alejandro Mareco

En una tarde abrasadora, de esas que bien sabe hacer arder el sol de Traslasierra sobre la pasmosa quietud del valle del verano, José Luis Serrano, metido en la espesura del monte, podía jurar que había sentido nacer allí mismo una brisa muy suave, silente, apenas el suspiro de un poro.

sábado, 9 de diciembre de 2017

El río Yamuna, una "cloaca" en Delhi tras dos décadas de planes de limpieza

por David Asta Alares

El río Yamuna, definido con frecuencia como "río muerto" o "cloaca", es uno de los más contaminados de la India desde hace décadas y sus aguas siguen negras a pesar de los millones de rupias gastados por el Estado en planes de limpieza.

Considerado uno de los más sagrados para los hindúes, el Yamuna adquiere un tinte oscuro y en sus aguas se forman grandes nubes blancas de espuma tóxica que son arrastradas por la corriente a causa de las aguas fecales sin tratar, vertidos industriales y agrícolas que recibe.

A pesar de su estado, hay quienes se bañan diariamente en él o practican algún ritual en un río que transcurre a lo largo de 1.376 kilómetros y que baña la capital india y el mausoleo del Taj Mahal.

Miles de inmigrantes indios llegados del noroeste rural utilizan cuando llega el otoño el afluente para sumergirse en el Yamuna y practicar antiguas tradiciones religiosas como el "Chhath".

"El río está demasiado contaminado, pero no creo que la gente que ha venido por el festival piense demasiado en su estado porque muchos de ellos no tienen estudios", se lamentó a Efe uno de los pocos participantes que se mantuvieron alejados del agua, Prashant Prashad, de 34 años y que se había acercado al lugar con su familia.

Los costos ocultos de las inundaciones


por Roberto Delgado

No hubo un solo habitante de La Madrid que expusiera durante la jornada del miércoles pasado en la Legislatura. Allí, ese día se presentaron los avances de los trabajos de diagnóstico que se están haciendo sobre las causas de la gigantesca inundación del río Marapa que se tragó el pueblo en abril. Avances, frustraciones e ilusiones hubo. El único poblador que estaba presente fue el delegado comunal, Dardo Herrera, que habló al final de la extensa jornada para agradecer los estudios y para informar que en la castigada población están trabajando máquinas, limpiando los canales y el arroyo El Chileno, que está al norte de La Madrid. Pero no estuvo una maestra, un policía, el cura del pueblo o algún representante de las familias que tienen que ser trasladadas desde el sudeste del poblado al norte. ¿Hubieran dicho lo mismo? Para saberlo, hay que ir al sur.

Bajo Grande: advierten contaminación

La Muni confirmó que en marzo comenzarán obras para un nuevo tratamiento. Municipales, preocupados.

El anuncio de la Municipalidad acerca de una inversión millonaria para refuncionalizar la Planta Depuradora de Líquidos Cloacales de Bajo Grande no dejó este jueves tranquilos a los empleados, los que denunciaron contaminación y volcamientos al río Suquía. Los plazos de ejecución y el inicio de la obra en 90 días fueron los que inquietaron a los agentes, quienes volvieron a adelantar que seguirán con la campaña para advertir a los vecinos sobre los problemas cloacales en el cauce.

Queremos saber qué pasará en el ‘mientras tanto’. Damos la bienvenida a toda obra o inversión, aunque sólo nos hemos enterado por los medios, pero están hablando de 90 días; qué le dicen al vecino cuando ya tenemos volcamientos al río Suquía”, se preguntó Gustavo Albeza, uno de los delegados en la planta de Bajo Grande. “Quiere decir que, si van a realizar la inversión, desde el municipio nos dan la razón, que decimos la verdad, que esta planta funcionaba en un 30 por ciento, ahora ya en un 20 y que hoy hay volcamientos al río”, insistió el dirigente gremial.

Pese al anuncio millonario -el que estará entre las obras más importantes que llevará en 2018 la Municipalidad, junto con la inversión en los cambios en el nudo en plaza España-, los empleados acordaron realizar una segunda entrega de volantes a los vecinos, en los que advertirán que el no tratamiento de los líquidos cloacales genera “enfermedades como hepatitis, gastroenteritis, afecciones en la flora y en la fauna, y las napas freáticas”.

Cayó una avioneta en Villa Rumipal y el piloto resultó ileso

La avioneta a orillas de la playa de Los Alemanes, en Villa Rumipal

Sucedió en la tarde del viernes. El piloto resultó con heridas leves. El accidente respondería a una falla en el motor.

Una avioneta se precipitó a tierra en las proximidades Aeródromo de Villa Rumipal pasadas las 19 del viernes.

Un haras en cada escuela rural fumigada

El uso del glifosato y el recuerdo de Juan, un chico que murió mientras limpiaba bidones con agrotóxicos.

por Fernando Mut

Durante más de veinte años trabajé como docente, primero como maestro de grado y luego como profesor de historia, en una escuelita ubicada en las afueras de la ciudad de Rosario, en una zona de quintas de producción de verduras, en la que durante mucho tiempo también se sembró soja. Acá nomás. Tan cerca y tan lejos. Durante esos veinte años he escuchado las historias de vida de alumnas, alumnos, madres y padres que vivían y trabajaban en el campo y que, utilizando distintos tipos de agrotóxicos, entre ellos el tristemente célebre glifosato, manifestaron graves problemas para su salud. Recuerdo muchos testimonios que aludían a eso que alguien denominó "daños colaterales", reconociendo, con esta terminología bélica, la existencia de una guerra, química e invisible, que los malos gobiernos lanzaron contra la población, especialmente contra los más pobres. Daños similares a los que por miles se multiplican en toda la región y que cualquier persona puede encontrar en los trabajos que, a pesar de la existencia de un sistema diseñado para el secreto, presentan, entre otras redes, los médicos de pueblos fumigados. (1)

De todas esas historias de vida, la que más nos conmovió, a mí y a mis compañeras, fue la de Juan, un adolescente que no padecía ninguna enfermedad y que jugaba al fútbol todos los días en los recreos, que se encargaba de limpiar los bidones con agrotóxicos que se guardaban en el galpón aledaño a la casa donde vivía con su familia y que se desplomó de un momento a otro mientras realizaba su tarea habitual en medio del campo. Toda explicación sobre lo sucedido se redujo a dos palabras: muerte súbita. El centro de salud, la policía, el patrón, los parientes, todos repitieron lo mismo, casi como un mantra. Entre el llanto de sus hermanitos, el rezo del rosario y el doloroso silencio de su madre, podía oírse: muerte súbita, paro cardíaco. Lo velaron en la misma casa, al lado del galpón.

El preocupante balance que dejan las lluvias en Chocó