domingo, 18 de junio de 2017

Más de 60 personas mueren en un incendio forestal en Portugal

Las llamas alrededor de una carretera durante el incendio forestal en Pedrógão Grande, en el centro de Portugal, el sábado 17 de junio. Foto: Credit Paulo Cunha/ European Pressphoto Agency.

por Raphael Minder

MADRID - Un violento incendio forestal ha causado el fallecimiento de más de 60 personas en una región del centro de Portugal, dijeron las autoridades portuguesas el domingo.

El primer ministro António Costa describió el incendio en la zona de Pedrógão Grande como “la peor tragedia en términos de vidas humanas que hemos vivido en los últimos años”.

Jorge Gomes, secretario de Estado de Portugal, dijo que al menos 30 personas habían muerto en sus vehículos que fueron cercados por las llamas mientras conducían por una carretera entre Figueiró dos Vinhos y Castanheira de Pera a través de la zona boscosa donde comenzó el incendio.


El fuego se extendió a lo largo de cuatro frentes con “gran violencia”, dijo el funcionario.

Según TVI, un canal de televisión local, un niño de cuatro años está entre las víctimas. Este domingo, Gomes declaró que el número de fallecidos era de 62, según reportaron los canales de televisión nacional y Lusa, la agencia de noticias estatal. Los funcionarios dijeron que esperaban que el número de muertos aumentara.

Portugal declaró tres días de duelo nacional.

Muchas casas fueron destruidas por las llamas. La televisión portuguesa mostró a las personas que abandonaban sus hogares en las primeras horas del domingo por la mañana, escoltadas por bomberos y otros equipos de rescate. Enormes llamas envuelven a las aldeas alrededor de la zona.

Al mediodía del domingo, unos 1600 bomberos luchaban contra cinco incendios en distintas partes del centro de Portugal con el apoyo de aviones y unidades de la policía y el ejército. Al menos 900 bomberos se concentraron en el área de Pedrógão Grande, donde el sábado comenzó el fuego. No estaba claro si los otros incendios también habían causado víctimas.

Once distritos estaban bajo vigilancia el domingo debido a que corren un riesgo extremo de incendio. Y los bomberos trataban de evitar que el fuego se extendieran a más casas. Funcionarios de la Unión Europea en Bruselas dijeron que habían activado el mecanismo de protección civil del bloque para enviar refuerzos a Portugal. España también envió dos aviones para ayudar a contener el fuego.

La causa del incendio en la zona de Pedrógão Grande no ha sido determinada. Los funcionarios han sugerido que se produjo por una tormenta seca, un fenómeno meteorológico en el que se generan rayos, pero no hay precipitaciones.

Portugal se ha visto afectada regularmente por los devastadores incendios forestales de verano, y la nación y el resto de la Península Ibérica están sufriendo los embates de una ola de calor que ha durado varios días, con temperaturas que sobrepasan los 40 grados Celsius en varias regiones.

José María de Almeida Rodrigues, director nacional de la policía judicial portuguesa, le dijo a Lusa el domingo: “Todo apunta claramente hacia causas naturales”.

Patrícia De Melo Moreira, fotógrafa de la Agencia France-Presse con sede en Lisboa, llegó a la zona del incendio a las 3:00 a. m. del domingo y acompañó a los bomberos cerca de la carretera donde los conductores estaban varados.

Estaban tratando de controlar el fuego y evitar que se propagara porque era enorme”, dijo por teléfono. “Muchos murieron atrapados en sus coches, y el camino se destruyó por completo, se derritió”.

En la mañana, la policía selló el perímetro alrededor del fuego. De Melo Moreira visitó pueblos cercanos, cuyos residentes habían sido alertados por el avance del fuego.

La gente simplemente estaba afuera, mirando, tratando de ver si el fuego podía llegar hasta sus casas”, dijo. “Todo el mundo está muy preocupado, pero mantienen la calma”.

El presidente Marcelo Rebelo de Sousa elogió el trabajo de los bomberos el domingo, diciendo que enfrentaron las condiciones más difíciles: “Temperatura, viento y cero humedad”.

Habló del “calor humano” y la solidaridad de las personas afectadas por la tragedia, y le envió un mensaje de “gratitud, consuelo y apoyo a todos aquellos que han hecho lo mejor que pudieron”.

El pasado mes de agosto, Portugal también fue afectado por fuegos devastadores, incluso en las islas de Madeira en el Atlántico, donde las llamas alcanzaron a Funchal, la ciudad principal.

Fuente:
Raphael Minder, Más de 60 personas mueren en un incendio forestal en Portugal, 18/06/17, The New York Times. Consultado 18/06/17.

No hay comentarios:

Publicar un comentario